Publicado en EL TIEMPO

TRAPICHEOS CON MI TIEMPO

Esta madrugada, chateando con una amiga de caracteristicas similares a la mias con el uso del tiempo (vamos, que no para en las 24h de un día ni un segundo porque tambien es extremadamente madrugadora) ha dicho en una de sus intervenciones “trapicheando con el tiempo”

 

No puedo decir que me ha hecho sentir más allá de la evidente necesidad de escribir un punto para este libro.

 

La palabra “trapichear” para mi tiene rasgos de….. ¿suciedad?, de no hacer las cosas claras, de cosas rápidas casi sin valor….. no sé aunque la verdad es que me he sentido totalmente identificada. Yo trapicheo con el tiempo, quito de aquí para poner allí, robo unos segundos para dárselo a otra cosa……

Hace un momento, de hecho todavia tengo el café calentito en la mesa, me puesto el microondas para calentarlo. Con la velocidad de mi índice en lugar de marcar un minuto veinte segundos he puesto un minuto treinta segundos y he pensado que antes de repetir toda la operación lo cortaría cuando faltasen diez segundos para el final.

 

Entonces me he ido a guardar la pastilla de la tensión en mi bolso y, a oscuras, he metido la mano para sacar la carterita donde los llevo y no la he encontrado a la primera. Busca que te busca hasta que ha aparecido. En este trancurrir de los segundo he dedicido que si el café se pasaba de tiempo no pasaba nada, más tardaría en tomármelo  y punto.

He sacado la carterita, la he abierto, he comprobado que iba bien de provisiones, la he cerrado, la he limpiado y vuelto a guardar. ¡AH! de paso le he dado un besito al cuadro de la Virgen que hay en la entrada.

 

Cuando he vuelto a la cocina faltaban 27 segundo para el final.

¿Serán estos los trapicheos con el tiempo? Me encanta esta nueva palabra

Fdo: PreciosaMia

Anuncios

Un comentario sobre “TRAPICHEOS CON MI TIEMPO

  1. Curiosa asignación verbal. Trapichear: trapiche creo que viene de una palabra latina que significa molino de aceite (perdonad mi falta de precisión si no nombro el latinismo, pero le quitaría protagonismo a google y hasta ahí podíamos llegar). Imagino que la forma verbal de un sustantivo con ese significado viene a ser el de extraer lo máximo de algo, sacarle su jugo. Sin embargo, consultando el diccionario, está la definición por la que más ampliamente se conoce esta palabra: venta al por menor o menudeo… a ver: “¡Compre esta horita señora, que la llevo barata!”, “¡Mira niña, si te llevas tres minutos te regalo otro!!!”, “¡Cómpreme este cuarto de hora que a este precio no lo va a conseguir en ningún lado!”.. mmmmh …. nó, esta definición no pega, además, no tiene nada que ver con un molino de aceite ni con extraer jugos. Pero hay otra definición, dice algo parecido a conseguir algún objetivo aunque las formas no sean del todo lícitas. Y creo que esta sí puede pegar, por lo menos a la aceituna no le debe parecer lícito que le extraigan su jugo con un molino. Por lo tanto, es cierto que la palabra denota algo de “suciedad”, en cuanto a lo importante es el fin y no los medios. Así que replanteo el tema: ¿aceptamos el capítulo de “Trapichear con el tiempo”? ¿Lo consideramos como algo bueno y deseable? ¿Debemos dar calidad al tiempo y la manera de gastarlo o nos podemos permitir ciertas licencias “trapicheantes”?. Al fin y al cabo, el tiempo que no aprovechemos, pasará, se consumirá, se perdará, si lo hemos trapicheado, dignificado o disfrutado dará igual, porque lo que era ya fue y no será.

    Vaya… la firma… bueno, Yo. En fin… Cerebrito…. puag…

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s