Publicado en EL TIEMPO

FISCAL

Dícese de un sujeto-genérico-engreído y de raza aria.

Un ser que mira por encima del hombro al resto de la apestosa humanidad.

Alguien que en ningún caso puede rebajar su nivel, su categoría, a la del vulgo.

Un fiscal es alguien al servicio de un partido político, el partido que gobierna.

Cobra muchísimo, su responsabilidad es la mitad o cuarta parte que la que asume un Juez y desde luego sus horas de trabajo siempre quedan difuminadas por un “no se sabe cuando llega y no se sabe cuando se va”.

Hay mucho clasísmo en el ministerio fiscal.

Por supuesto ellos-genérico-creen estar muy por encima de un Juez en todos los sentidos: saben más, trabajan más, etc etc

Los fiscales, supuestamente, están para cuidar y proteger los derechos de los ciudadanos.

Realmente, están para disfrutar una vida laboral desenfadada y muy bien retribuida.

No he visto nunca, nunca,nunca, quejarse a nadie con más insistencia y sin sentido que a un fiscal.

La respuesta es SÍ, sí existen las EXCEPCIONES.

Fdo:Preciosa.

Pd.-Por cierto, me importa un pimiento lo que diga la RAE.

Anuncios

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s