Publicado en EL TIEMPO

Gracias, Borgeano.

 

PREÁMBULO A LAS INSTRUCCIONES PARA DAR CUERDA AL RELOJ

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia a comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

INSTRUCCIONES PARA DAR CUERDA AL RELOJ

 Allá en el fondo está la muerte, pero no tenga miedo. Sujete el reloj con una mano, tome con dos dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente. Ahora se abre otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el tiempo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las brisas de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan. ¿Qué más quiere, qué más quiere? Átelo pronto a su muñeca, déjelo latir en libertad, imítelo anhelante. El miedo herrumbra las áncoras, cada cosa que pudo alcanzarse y fue olvidada va corroyendo las venas del reloj, gangrenando la fría sangre de sus pequeños rubíes. Y allá en el fondo está la muerte si no corremos y llegamos antes y comprendemos que ya no importa.

Anuncios

27 comentarios sobre “Gracias, Borgeano.

  1. ¡En absoluto! Borges es más complicado. Sus textos son más complicados. “Ficciones” o “El Aleph” son dos libros por donde empezar. Y si no te gustan (o te cansan o te parecen tediosos, ya te digo, Borges no es sencillo), pues no hay problema ¡lees otra cosa! El mismo Borges lo decía: “Hay que ser un lector edonista. Lo que no produce placer hay que dejarlo sin cargo de conciencia. Sólo hay que leer aquello que nos agrada”. Y si él lo dijo…

  2. “Bestiario” era el segundo libro que iba a recomendarte, y “casa tomada” es el primero de los cuentos de ese libro. Es una buena obra intermedia donde Cortázar juega pero no tanto y ya hay más seriedad.
    Te cuento una anécdota: Borges dirigía una revista literaria en Buenos Aires y dice: “Un día entró un muchacho joven, muy alto, de ojos grandes; y me dejó un cuento. le dije que iba a leerlo y considerarlo. Lo publiqué en el siguiente número. Era “Casa Tomada”, de Cortázar”. así que el que lo “descubrió a Cortázar fue, precisamente, Borges.

      1. “El viaje más largo comienza con el primer paso”, dijo alguien. Ya somos tres, y como dice Latidos “vamos creciendo con gente buena”. Es un buen comienzo y me alegras poder formar parte de él.

      2. Gracias por lod e gente buena eso quiero ser y es mi lucha diaria ser mejor persona cada día y siempre intento respetar a todo el mundo…m ecaes muy bien borgeano y latidos también
        creo que será el principio de una hermosa amistad, ajajaja como el final de Casablanca ajaja

      3. La frase es de Lao-Tsé y está en el Tao Te Ching, pero no la puse en comentario anterior porque no quería que fuese demasiado largo (si no, a veces, pierden fuerza, como éste). Como habrás notado a lo largo de mis comentarios, soy un admirador de las filosofías orientales (no un seguidor); y es que me han ayudado mucho a sacarme de encima un montón de cosas que no me hacían bien. Además tienen el encanto de esas frases concisas y breves que dicen mucho más que las palabras que las contienen. Siempre dicen tres o cuatro palabras y tú te quedas pensando durante media hora. Son increíbles.
        ¡Y que tengas un buen día y una mejor semana!

      4. Es verdad!!!! A mi las frases cortas pero que me hacen pensar brutalmente o me identifique con ellas me encantan. Me gustará aprender a decir frases de este tipo. Bueno, a decir no, a pensar y decir. Buenos díasssssssssss.

      5. Es que uno se va haciendo, se va formando, con las cosas que lee o que escucha. Y no está mal repetirlas. Como dijo Newton: “Somos enanos subidos a los hombros de gigantes”. Lo que quiso decir es que él pudo llegar a tales descubrimientos gracias a que otros hombres, antes que él, ya habían pensado gran parte de las cosas en las que él trabajaba. Es así. Todos somos enanos subidos a los hombros de gigantes…

  3. Vuelvo a leer los breves relatos de Cortázar que publicaste y fíjate qué casualidad: desde hace una semana que no dejo de pensar en mi reloj de pulsera. Me lo regalaron no hace mucho tiempo y, hace una semana lo perdí. Era un reloj precioso, original, usado por la persona que me lo regaló. Para mí eso le agregaba un valor inmenso pero… ahora ya no está. Tengo la esperanza de que se encuentre en un rincón de mi habitación, entre las pilas de papeles, libros, revistas, dibujos, anotaciones, partituras, el bajo eléctrico y el equipo de audio. En algún bolsillo o dentro de un zapato. Pero estoy seguro de que no es así. Lo único que espero es que quien lo haya encontrado sea digno de él y lo lleve con orgullo y felicidad. Si me imagino eso el dolor mno es tan grande, aunque no desaparece.
    ¿Es casualidad que justo hayas incluido estos dos cuentos, o debemos creer en lo que Jung llama “sincronicidad”? (Fíjate la palabra) Lo que Jung llama “sincronicidad” la gente común lo llama “casualidad”. ¿Cuáles serán los ritos perdidos para solicitar la atención del dios Cronos?

    1. Sabes? No conocia a Julio Cortázar y ayer, con tu comentario me adentré un poco en el. Se lo comenté a mi una persona muy cercana y querida y resulta ser un admirador de este autor. Tiene todoas sus obras (y me va a dejar el libro) pero lo más interesante es que estuvimos hablando muchísimo tiempo de él y sembró, junto contigo, una curiosidad en mi tremenda. hoy recojo el libro y empezo. Te iré contando. Mil gracias. Un honor el mio conocerte.

  4. ¡Pero caramba, qué honor! (Inmerecido por otra parte). Hay que esparcir lo bello, dándole alas -más allá de las que les son propias-; lo mío fue sólo una invitación y veo que fue bien aceptada, pero eso es mérito de Cortázar, no mío.
    Hay que esparcir la belleza pero más aún cuando se trata de buenas personas. Y Julio lo era.
    Me alegra sobremanera que haya sido de tu agrado. ¡Un feliz día para mí!

  5. La verdad me ha resultado rpecioso este texto es que conozco poco tiempo a Borgeano, pero creo que es un monstruo de la escritura y de ella
    Felicidades latidos a ti y a tu amigo
    Besosss

    1. Yo también lo conozco hace poco pero me está claro que es una gran persona y de una generosidad extrema. Tanto tú, mi querida Gaviota, como él son los regalos que me dan mis despertares. Mil gracias.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s