Publicado en EL TIEMPO

El azucarillo productivo.

Había una vez cuatro individuos llamados Todo El Mundo, Alguien, Nadie y Cualquiera.

 

Siempre que había un trabajo que hacer, Todo El Mundo estaba seguro de que Alguien lo haría.

 

Cualquiera podría haberlo hecho, pero Nadie  lo hizo.

 

Cuando Nadie  lo hizo, Alguien se puso nervioso porque Todo El Mundo tenía el deber de hacerlo.

 

Al final, Todo El Mundo culpó a Alguien cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podría haber hecho.

 

Anuncios

22 comentarios sobre “El azucarillo productivo.

  1. Salu2 de buenas noches, me mola cantidad lo encontrado en un azucarillo y el nivel de comentario y replica es total… Os animo a hacer un blog entre ambos en constante replica…

      1. Pues ahora tendrás que explicarme que es un “azucarillo”, porque no puedo imaginar nada que tenga relación con esa fábula y el azúcar. 🙂

      2. jajajaj. Es que aquí los azucarillos, esos sobres de azucar que ponen en las cafeterias junto al café, traen frases celebres (luego te paso alguna) y mi marido allí cogió una que le salio este texto y, sabiendo que me necantan, me la dió diciendo: “Toma para tú blog”. Y yo obedecí.
        Te mando otra:
        “Que curioso es el hombre, nacer no pide, vivir no sabe y morir no quiere”

      3. Pues yo había pensado en eso, pero el texto me había parecido demasiado largo.
        con respecto a ésta otra que me dejas, es cierto. Aunque no pocas veces yo me acuesto deseando no despertar. Parece una frase grandilocuente o de efecto, pero es absolutamente cierto.

      4. Ay! No digas eso! Mi madre se acostó y por la mañana no pude despertarla y ya está. así acabó. Es muy duro. Nosotros siempre despertamos y al que no le guste que no mire. Cuando te vengan esos pensamientos o te duermes, o te levantas y te tomas una cerveza bien fria o te acurrucas en la idea de que alguien en algún lugar del mundo (por ejemplo yo) espera impaciente tus comentarios. De eso nada, nosotros vivitos y coleando.

      5. pues sí, no tengo opciones ¿no? Pero a veces la vida se pone muy dura y parece durar demasiado. A veces me siento mucho viejo, muy viejo, como si tuviese noventa años o algo así. A eso me refiero. Sé que son momentos, pero últimamente son demasiados. Gracias por tu optimismo.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s