Publicado en EL TIEMPO

Ansiedades trágicas.

¿Necesita el ser humano una dosis de trágedias diaria para alimentar sus emociones y así sobrevivir a la rutina?

Cómo todos ya sabéis, tras el año vivido y padecido, he decidido transformar lo blanco en negro y cambiar hasta el color de mis pestañas.

Durante todo este tiempo, a fin de no plasmar demasiado en la red mis angustias en lugar de escribir o subir fotos a mi Facebook me he limitado a “compartir” frases.

He obtenido mínimas muestras como reflejo de su lectura, es decir, hay quien me ha dicho: – “Con tus frases hago la oración de la mañana”, – “La seño de las reflexiones”, – “Ten cuidado que según la que ponga se sabe como estas”, etc. Y las más trabajadoras pinchaban en “me gusta” de forma que por la mañaña abria dicha página y tenia 34 “me gusta”.

Por lo arriesgado que supone mi nueva vida me han aconsejado personas que enlazan mis dos mundos, el pasado y el futuro, que cambien de Facebook pues el actual es mi propio nombre.

La forma de hacerlo es bien sencilla: escribir en mi muro la fecha en la que se cierra y abrir uno nuevo con otro nombre que le daré a quien me lo pida a través de un mensaje. Así quien me busque por mi nombre jamás me encontrará.

Fácil, no?

Ayer, café en mano, me levanté y escribí en mi murito un texto simpático donde decía claramente esto que acabo de explicar.

!! IMPRESIONANTE !!

La reacción fue rápida y enérgica.

Tanto mi ordenador como mi móvil como mi fijo no pararon de sonar. Amigas desde el trabajo, conectadas para chatear. Llegar a tener, sin broma alguna, cinco chats abiertos.

Curiosamente hasta las personas que sabían que lo iba a hacer.

Todas, todas, preocupadas porque creían que me invadía una grave situación.

Estoy hablando de las seis de la mañana. Sobre las 11 h. en un pequeño descanso llamé a otra amiga que no  estaba viviendo conmigo tal situación y le dije que leyera el texto y que con gran crueldad lo analizara.

Me aclaró que se entendía perfectamente que era por evitar males mayores y al explicarle la psicosis generada me aconsejó otro paso.

Borre tal mensaje y escribí uno donde les llamaba a todos “Tontorrones” por hacerme caso y que solo era un reclamo para ver si entraban en mi página.

Ya está, todos vivieron esto como una locura mia más a lo que están bien acostumbrados y se acabó.

Hoy 3 “Me gusta”.

Es morbo a la tragedía, no? Podría pensarse que es amor a mi pero al llamar decían: – Yo sé que es debido a tal cosa pero me dejabas la duda.

 

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Ansiedades trágicas.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s