Publicado en EL TIEMPO

“Hucha de cerdito contra la hucha de lata”

!LLegó el gran día!

Hucha de barro
Bien cierto es que mi contrario es uno de los más grandes escritores y que Inspiración me ha puesto un reto difícil de defender aunque creo que cuento con una variable inalcanzable como es la tradición. Más, si encima, la que escribe es amante de aquellas costumbres heredadas de generación en generación, de familia en familia.
Empezaré por explicar de donde viene “La hucha de cerdito”
En el mundo anglosajón, las huchas en forma de cerdito son conocidas como “Piggy Bank”.
Alrededor del siglo XV se utilizaba una arcilla anaranjada llamada pygg con la que se realizaban diferentes utensilios para el hogar (platos, vasijas, vasos, recipientes, jarras…).
Por entonces, era costumbre guardar el dinero en algún utensilio de cocina y éstos eran conocidos como “pygg jar”. Todo parece indicar que el color característico de la arcilla llevó a alguien a hacer un recipiente en forma de cerdo donde guardar el dinero y aproximadamente sobre el siglo XVIII evolucionó la palabra de “pygg jar” a “piggy bank” queriéndole dar un doble sentido al pygg y su parecido a la palabra pig (cerdo).
A todo ello hemos de añadir el que en muchas civilizaciones el cerdo estaba considerado como un elemento de prosperidad o abundancia y se consideraba afortunados a aquellos que podían disponer de uno para la matanza, ya que se aseguraban alimento a lo largo de todo el año.
Antes de la Revolución Industrial, las familias más pobres del continente europeo, acostumbraban a reservar un cerdo de la camada para venderlo en caso de necesidad económica. Este concepto de ahorro cobró popularidad entre las familias campesinas.

De ahí que las primeras huchas cobrasen la forma de este animal como símbolo de ahorro

Curiosamente, sobre los siglos XIV y XV aparecieron en Indonesia unos de jabalíes hechos de terracota conocidos como “celengan”. Es de suponer que entre el celegan y pyggy jar hubo en el tiempo algún tipo de encuentro para terminar siendo los conocidos piggy bank (cerditos hucha). Pensad que eran tiempos de grandes viajeros y que éstos llevaban la cultura y costumbres de un continente a otro.

Así, como comprenderéis, la hucha de cerdito guarda un tesoro histórico enriquecedor que jamás podrá igualarse a la no historia de las huchas de lata que, a no ser por el sonido que produce el dinero dentro de ellas tan característico, ninguna otra cualidad es notable.

Debo reconocer por experiencia que extraer las monedillas de dentro de una hucha de lata es muy fácil mientras que la de barro conlleva otra bonita tradición, la de sentarse todos alrededor de una mesa o en el mismo suelo y golpearla con un martillo pues no hay otra forma de sacar el dinero. Un nuevo ahorro, una nueva hucha, que, dicho sea de paso, son muy baratas.

Tengo gran suerte con el tema que me ha tocado pues siempre he tenido huchas y es, precisamente por Navidad, cuando las abro. Siempre son cerditos de barro.

Más moderna

Aprovecho para dar las gracias a Inspi que nos ha creado la ilusión y que  nos une una vez más en este apasionante mundo de los blogs. Feliz navidad a todos y el objetivo de pasar un rato agradable  seguro está conseguido.

Anuncios

36 comentarios sobre ““Hucha de cerdito contra la hucha de lata”

  1. Son preciosas, pero tienen un problemilla, y es que a mí me da pena romperlas, menos mal que algunas tienen el taponcillo por debajo y luego a base de paciencia puedes ir vaciándola.
    Besos

  2. Me encanta, siempre he querido tener un chanchito de alcancía… o una alcancía de chanchito…
    pero no tengo ni tuve…
    espera, no conozco a tu rival, y su blog se llama Después del Sexo…. hija dejamso el voto pendiente a ver qué dice él…

  3. Como filologa te agradezco el dato 🙂

    Mis huchas son de lata (una de ellas una lata de Duff, de hecho). Las de cerdito no las fabricaban ya con un tapón, para no tener que hacer una matanza, como dice el amigo Dessjuest?xD

  4. Muy bonito tu tema quien no recuerda la hucha del cerdito verdad? yo llegue tarde al evento lo siento no haberme enterado antes, aunque no sé si me hubiesen admitido
    Un abrazo guapa!!

  5. Nada como esos tiempos de la infancia, cuando romper el cerdo era toda una ilusión… Siendo tanto así, que el destino de ese ahorro se materializaba en grandes cosas, como comprar bicicletas, casas de muñecas, la pista de autitos… En fin, era todo un evento…

    Excelente Lati…. Como siempre, me encanta como escribes.

    Besos 😉

  6. El mérito es de la organizadora del evento, no hay duda de ello, su poder de convocatoria es único 😀

    Yo cuando rompía el cerdito decía que hacía la matanza, un gran momento.

    Gracias por participar querida, besos.

  7. Hola soy Nieves! Ando visitando a todos los contertulios y maravillandome de paso por todas las cosas que me estaba perdiendo (como por ejemplo tu blog, impresionante) y si, la hucha cerdito es una maravilla de la evolución, al menos no corres el riesgo de que se fugue con tus ahorros!

  8. Yo también soy del cerdito, me encantan. Tengo que reconocer que mis hijos son de la lata y además las compran enoooormes y claro, nunca la logran llenar 😀
    Interesante la historia del objeto.
    Besazo

  9. Me encantan las huchas de cerdito. Me recuerdan a mi niñez. Tengo una todavía, Mi padre le hizo con mucho cuidado, un agujero por abajo para que no la tuviera que romper… Besos
    Ana

  10. Yo estoy contigo. Para hucha el cerdito, lo malo es que últimamente lo tengo famélico. Nin un mal céntimo que darle de comer. ¡Pobrecico mío!
    ¡Ah! Y un trabajo de documentación bien currado. ¡Enhorabuena!
    Un saludo.

  11. Muchas gracias Latiditos, Dess…. tiene mucho que ver también en este día… y si, la verdad es que estoy disfrutando.. pensé que después del 19-J, no volvería a sentir igual.. pero reconozco, que incluso hoy.. es mayor la emoción. Besos… 🙂

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s