Publicado en EL TIEMPO

Dos días

IndiosSioux

Han pasado dos días y siguen los dolores, ya no sé cuánto duraban.

¡ Quién dijo que la sensación de dolor no era recordable!.

Ni pastillas, ni vendas, ni jarabes.

Nada alivia un corazón herido.

No fabrican tiritas para el alma, ni existe anestesia para los recuerdos.

– “Una mijita de amnesia”-Eso necesito- “una ápice de descanso”.

Anuncios

21 comentarios sobre “Dos días

  1. El vídeo es para desternillarse; ocurre cuando la risa floja contagia… Seguramente en un caso así habría llorado hasta dolerme la barriga… Es buena terapia momentanea, eso sin duda.
    Como no estoy en la onda precisa, por llegar tarde, igual estoy fuera de juego… Bueno: esa terapia y cualquier mano selecta a tu alcance obrará sus balsámicos efectos, aunque desde luego, nadie ni nada, con prontitud, rescata o alivia un corazón dolorido… pero (y al pero le retiro lo adversatio) la amnesia y el retiro de la circunstancia por la superación y voluntad pueden hacer mucho, si es conveniente o llega impuesto necesariamente. Fuerza la más, autocompasión la menos, complacencia en lo dañino (si se da) ninguna. Antes aire y horizonte, trabajo y calle. A la vista siempre puede haber ese buen clavo que saca al malo como he visto poco arriba. Estaríamos ante un buen arte de inteligencia y de valor resolutivo. Pero digo desde lejos y generalizando mucho.
    LA, algo, no sé, me ha parecido entenderte en ser andaluz, acaso de Málaga… No importa cualquier lugar: al cabo, por personas, todos podemos sentir la cercanía del paisanaje, la cualidad del paisaje, el misterio de la simpatía incluso sin entender razón de por qué. Y éso, lo encuentro bonito.
    Buen día, con inteligencia y fuerza. Mi saludo en el afecto sencillo.

    1. La risa es una terapia seguro curativa.
      Llevas toda la razón, cuesta olvidar todo, a mi me está costando una vida entera. La risa ensombrece el dolor pero más adelante vuelve a repertirse el dolor y quizás con más intensidad.
      Si, soy de Málaga, y tu?. Besillos.

      1. Toda una vida para vivirdolor es terrible: es para admirar demasiado, o para intentar una sacudida.
        Pero simplemente me colocaré en el posible dolor a compartir, en la compasión, en compartir ese trance como puede hacer un alma bien intencionada o amiga. Y a desear la solución, la superación al menos.
        Amiga, soy de Granada, aunque vivo ha mucho en La Coruña, en casa, casado. Y estamos a tu valor.
        Besillos, malagueña. Y a aprender: yo las recuerdo alegres como cascabeles. 🙂

  2. De verdad aquí no sé que decirte. Mira a ver si metiendo otro clavo saca ese que hace daño, aunque como decía no se quien esas son heridas que no sangran pero duelen.
    Venga, pégate una vuelta por Terciopelo rojo, que los dolores no quita pero entretener, entretiene un rato y lo mismo hasta ayuda a olvidar los dolores dolorosos un instante.
    Besos

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s