Publicado en EL TIEMPO

Una de cal…

Nunca sé si la cal es la buena y la arena mala o viceversa. Ayer, si balanceamos, el día fue estupendo.

Pasé unos nervios tremendos que me llevarón a temblar pero, al ser resultado muy bueno, besé mi estado.

Organicé, por primera vez en mi centro, una actividad para padres. Era mi puesta en escena. Tanto mi estado anímico como mi reputación se verian afectados. NADIE me ayudó, entiéndase ese nadie como quien me tenía que ayudar. Por el contrario, a mi lado y guiando mis manos, estaban muchas personas regalándome su amor.

Apenas hice nada, solo coordinar y canalizar la energía, el saber hacer y la bondad de las personas que me rodean y que me prestan, sin apenas conocerme, todo su potencial.

Fue un gran éxito, es decir, que el Miércoles me darán de tortas hasta en el apellido pues la envidia se ceba con los que hacen algo en condiciones.

Ayer fue mi día de gloria.

Aplauso

La otra, no sé si de cal o de arena, la mala, vuelve a ser propia del ambiente en el que me muevo este año.

Por la mañana, a las 8 porque no aguantaba más, busqué a la amiga que había presenciado la escena de violencia de la pareja del viernes. Narró  hasta los más pequeños detalles hablando en términos de sometimiento, violencia, agresividad, etc y enumerando los distintos calificativos que el chico propina a la chica cada vez que le viene en gana esté donde esté.

Hoy sigo en la lucha de este desagradable tema.

Sobre las cinco, entra en mi centro una madre con una niña en un carrito y una chiquita de unos diez años llorando si tenia que llorar. Las estaba persiguiendo un hombre y habían entrado a refugiarse. Efectivamente el hombre estaba allí con un comportamiento bien extraño.

Todo un comité salió de mi centro para aclarar la situación, hasta que el señor se fue.

Todo esto es muy normal en el ambiente en que me muevo; podría ser un padre con orden de alejamiento, podría ser algún drogadicto de la zona….. Vamos, lo más normal.

Lo peor es disimular. Cuándo soy yo la histérica que quisiera salir corriendo y esconderse en un baño, quisiera ser abrazada por unas manos grandes y que una voz me susurrase, -“no temas soy yo y te cuido, te protejo”, cuando todo mi cuerpo tiembla y el frío sudor me recubre  mientras oigo,- “hija, que calurosa eres!”, mientras todo esto sucede, sonrío pacíficamente y consuelo a aquellas personas más visiblemente afectadas.

Por regla general me sale alguna bromita absurda que rompe la tensión y retuerce cualquier posible signo que yo manifieste de angustía quedando como una payasa despreocupada que no le da valor a estos momentos.

Hay una frase por ahí que dice que sonriamos a quien no nos sonríe porque seguro algo muy gordo le debe estar pasando. (Es mucho más bonita pero no me acuerdo bien).

Debería de existir un código, quizás que desprendiésemos un olor determinado en estos momentos, de forma, que la otra persona te abrazase sin más, sin preguntar, solo porque ha detectado su olfato que algo te sucede. A mi me vendría muy bien.

Vuelvo a la lucha. Se crece en la adversidad así que imaginaros que grande me estoy poniendo.

Llévame contigo

Anuncios

20 comentarios sobre “Una de cal…

  1. La cal y arena la entiendo tal cita Ananazul…

    Y yo veo, en el escrito que es muy personal y directo, ambos ingredientes, en su reparto, en un día pleno de una actuación interesante, pero singularmente importante; y por eso esa suerte de personal gloria que es de conformidad con lo satisfecho, que tiene su coste pero a la vez reconforta. Y eso es gloria legítima a título personal, y del trabajo en vocación. En la primera actuación estamos en el valor directivo, que es hacer lo correcto para motivar y unir, para alentar a un equipo que ha de funcionar en modo y lugar determinado. Girigir es eso, por encima de meter el hombro. Y el resto feo que señalas, amiga La, es la ganga del material precioso a encontrar, ese que existe desde siempre y debe salvar uno lo mejor posible. Servir para algo, puede arrastrar ese tipo de maldad torcida en ciertas personas…

    El otro segundo aspecto es muy social y, por ende, mucho más complicado de realizar y de sortear con ganacia y gracia. Esos asuntos de violencia en las personas, pide fuerte carácter y pienso que ductilidad; escapar no, pero hay que saber el terreno que se pisa. El tiempo de actuar tiene como los verbos la necesidad de conjugarse correctamente, cuando todo se complica, aturde y el tiempo urge en la buena diligencia. Pasaste lo que pasaste: lo has hecho, por resumir, ejemplarmente bien. Y ya comenté algo al respecto y debo insistir.

    Ayer fue buen día, en sus dos sabores buenos: la mezcla de la argamasa estaba en lo correcto y ha de fraguar bien. La: forma un equipo comprometido y pon no poco ardor pero con tacto… o con táctica, como quieras mejor entender
    .
    Estás en gran forma como persona y como competente educador profesional y tal vez hasta social. Es para estar contentos y sentirse muy bien por el deber bien cumplido allí donde se te presentó.

    Mi sincera admiración , paisana. Y mi abrazo amigo.

    1. Me dejas de nuevo sin palabras. Tú capacidad de analizar los textos, las vivencias mezclado con la genialidad de combinación de palabras hacen de tus comentarios la riqueza de mi blog. Visto desde aquí, ayer fue un gran día.
      Gracias por tu abrazo y me halaga tu admiración.
      Besitos.

      1. Yo, LA, veo el genio, a ver… ¿en el sol, en el colorido vibrante de una pandera montuosa..? Sí, claro, pero más en el valor y condición de ciertas personas pudientes. Yo veo actos admirables en momentos, en días, que no son sino destilación de otros anteriores muy cimentados y ya casi en almáciga de otros fecundos por llegar. Mi opinión, es simple y sin mérito: es puro reconocer y justo admirar , y si puedo (eso ya algo meritorio sería) animar.
        De modo que el mérito está en donde está: fuera de mi y bien lo sé.
        Gracias por tus palabras y besitos, y ya te mando mi buen abrazo. Que estés a las puertas de otro gran día, y siempre en la satisfacción de lo mejor para tus causas. Al.

  2. Hija, tu trabajas en un nido de vivoras… y a las vivoras se las pisotea! (las humanas, las otras no) Si ya se que no eres asi pero aqui solo veo dos opciones, o los masacras o te masacran. Se los comera la envidia y encontraran la forma de fastidiarte… Otra cosa es pasar de ellos como de la mierda.
    Pues un dia de cal y arena… quedate con la cal que es mas cara jejejeje
    Besos infernales mi niña!!!! y abrazos muy fuertes!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Querida mia, en cuanto a tu final te digo a ti te vendría muy bien y a mí también por supuesto que las personas fuesen adivinas y nos abrazasen cuando lo necesitamos, pero es imposible cielo vamos muy deprisa todos!! pero si teenmos una opción por lo menos con las personas que nos aprecian y es silbar si?
    Ven aquí que te abrace cielo
    Muaskkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

  4. Nos pasamos los días haciendo cosas buenas que no podemos valorar ni disfrutar lo suficiente por qué siempre está la coletilla de los envidiosos o los que o ayudan, es una verdadera lástima…

    Somos absurdos los humanos nos vamos distanciando y haciéndonos daño, ¿por qué?

    Me quedo con la primera parte de tu post, positivo y con fuerza por lo que hiciste 🙂

  5. En eso de los abrazos estoy totalmente de acuerdo contigo, pero por desgracia no es así. En cuanto a tu trabajo, entiendo la presión a la que estás sometida, pero si uno solo de los casos que se te presentan tienen feliz resultado gracias a tu buenhacer deberías sentirte satisfecha. Los envidiosos, chismosos y retorcidos los habrá siempre…
    En cuanto a lo de la cal y la arena, te diré que la cal es lo bueno y la arena lo malo, por aquello de que antes las paredes se hacían co ncal, y se le metía una proporción de arena excesiva, no quedaba bien el resultado. Mas bien se alteraba el resultado final, metiendo una parte mala .Besitos y ánimo
    Ana

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s