Publicado en EL TIEMPO

Polvo de Oriente

ysl

Cuando yo comencé a maquillarme, desgraciadamente muy pequeña, se puso de moda el “Polvo de Oriente”. Era una pequeña vasija de barro que contenía unos polvos para maquillarse que daban una tonalidad dorada y que se debían dar con una brocha especial.

Pues ayer yo recordé estas vivencias pueriles de la siguiente forma: (de nuevo volvemos a visualizarlas).
En los periodos vacacionales me dedico infinitamente más a mi papel de mujer, es decir, paso horas en la peluquería, manicura, esteticién, etc. Igualmente hago en casa agotando las cremas y tónicos que voy acumulando durante todo el año.
Ayer por la mañana, después de una noche muy placentera, me levanté y me ví guapa (Ya sabeís de carezco de modestía, cuando me veo fea lo digo y cuando me veo guapa también).
Tenía mucho tiempo libre, mi marido no estaba, el niño dormía, la casa estaba limpia y no tenía plancha así que me  propuse disfrutar de los olores y texturas de mis pequeñas pócimas milagrosas.
Además, el día anterior había estado con una amiga en YSL y me había comprado otra remesa con vistas  a preparar la piel para el verano.
Más de media hora haciéndome circulitos en los párpados para corregir e hidratar las arrugas de expresión, tecleando por la piel para activar la circulación, acariciando mi cuello penetrando bien la crema y dejándola bien humedecida, cerrando los ojos y disfrutando de los distintos aromas de las mismas… Fue un tiempo de rejación y disfrute. Ese tiempo que tanto nos gusta a las mujeres.
Al terminar, bajé al salón a seguir mi vida de ama de casa.
Me dispuse a cambiarle la arena de la jaula a mi loro. Parece ser que quería que todos estuviésemos igual de limpitos. Volqué el saquito de arena de gato sobre la bandeja de la jaula y acabé todo su contenido.
Me incliné para recoger los restos del suelo y… (ahora viene lo bueno) cerré con gran seguridad el dichoso saquito ya vacío. Al unir mis manos salió una gran polvareda blanca que me fue a dar directamente en mi cara con sus cremitas frescas.
Me quedé unos segundos paralizada víctima de mi estupidez y estallé en un ataque de risa indescriptible. Recoloqué el salón y me fui directa a la ducha.
Viví en primera persona la sensación que experimenta una croqueta cuando se reboza en pan rallado.
En vez de freírme me lavé.

Croquetas-limpio1

Anuncios

16 comentarios sobre “Polvo de Oriente

  1. Jajajaj, tanto esfuerzo para nada. Ésto me recuerda una vez -hace bastantes años- que estuve unas tres horas de peluquería para después llegar a casa y meterme bajo la ducha con la intención de recobrar ni identidad… ¡¡no me reconocía!!

  2. Jocundo, jocundo y buena en todo la entrada; incluso -atención- para que algunos podamos saber por mano directa y fina de esos momentos un tanto reservados que despliega la mujer con alguna intensidad intimista. Y es que el sentido del adorno y del cuidado personal refinado, debió nacer de la mujer con verse reflejada en el agua… no sé. Y es que entiendo que la expresión y sus dejes son fundamental historia de cada uno; no me preocupan, más me complazco con vuestras diligencias.
    En el placer de lo atendido, LA, mi buen saludo. Buen y no muy locuelo día.

      1. Algún poema tengo hecho, al simple acto en mujer de des/vestirse, de adornarse o cosas así. Lo entiendo muy de rapto, y siempre muy plástico por demás.
        Son únicos instantes de interioridad; deben ser dado el sentido que en ello muestra la mujer y tú me confirmas.
        Siento la pérdida vacacional, pero ya ganaste no poco.
        Mi buen saludo. Buena noche.

  3. Qué reír!!!!
    Muy grato volver a leerte después de un tiempo (aunque me parecen meses) y encontrar el sitio cambiado. Muy lindo.
    Qué pena que haya terminado tu actividad estética con ese toque, pero era lo necesario para que tener un día normal.
    Mil besos!

  4. Niña como disfruto con tus cosas ajajajaa ¡¡ay!! que tienes un loro yo quiero unoooooooooo.
    Venga me ha gustado ese polvo de oriente que recuerdos cielo
    besos en un día triste para el cine

    1. me gasté una fortuna en esta experiencia que no me sirvió para recuperar mi piel pues me dijeron en la estetición que mis arrugas eran de expresión de tanto reirme y desde ayer no paro de hacerlo recordando mi cara enharinada. Una odisea. Lo más relajante del mundo. Besos preciosa.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s