Publicado en EL TIEMPO

Magullada

Entró, subió las escaleras velozmente aunque sin correr dejando atrás la voz de aquel hombre que quizás hubiese calmado su dolor, y llamó a su puerta. Ella,colocando cada pieza en su lugar, dejó el tablero y salió a su llamada de socorro. Entre sus brazos intentó calmar su dolor. El desconsuelo era evidente. Evitando ser oídas se escondieron en el baño. Una hundida, otra guerrillera. Las lágrimas no paraban de brotar ante la voz imperiosa de la impotencia y la energía latente.

Pasó el momento. Cada pájaro a su nido y algunos ojos bien evidenciados se justificaban con las alergías propias de la estación.

Aún no se llega a entender, por lo menos la que escribe, como podemos ser tan crueles los humanos. ¿Jamás aprenderemos de los animales o de los niños?

Tenemos la cabeza y el alma destruida por la avaricia y la envidia.

¿Cuántas lágrimas se habrán de derramar?.

¿Cuándo explotará la evidencia?.

Anuncios

6 comentarios sobre “Magullada

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s