Publicado en EL TIEMPO

Con el corazón en la mano

Mi estado mental veraniego atraviesa una época donde lo más fuerte que pueden sostener mis esquemas mentales es un episodio de Caillou. Al principio de la nueva temporada de ocio hice, al igual que todos los años, una recopilación de aquellos libros pendiente de leer.  Entre ellos, el esperado durante todo el invierno :

la bibliotecaria

Empecé a leerlo el mismo día que me lo compré, soy una apasionada de la lectura sobre los Campos de Concentración. Empecé hace años con Ana Frank y aun continuo. En esta ocasión mi dolor interior, el dolor del texto y mi falta de concentración hacía esta lectura algo insuperable así que lo aparqué.

He paseado de uno a otro sin cuajar en ninguno. Todos los días leo pero todos los días de un libro distinto. Un desastre.

Al final, atraída por su portada, he terminado hoy “Con el corazón en la mano”.

Es un libro que hace ya algunos años, 2 o 3, le trajeron los Reyes a mi marido. Curiosamente yo estaba disfrutando el inicio de una preciosa amistad y esta portada acompañó a mis sentimientos. Cuando mi marido abrió el regalo me miró y… nada, no dijo nada, él es muy discreto. Claramente el presente pensaba más en mi.

Es un libro fácil de leer. En algunas ocasiones las descripciones se me han hecho muy extensas pero recordemos todos que soy hiperactiva. La verdad, es que el final me ha sorprendido notablemente y me ha arrancado algunas lagrimillas. (Cosa nada difícil debido a mi estado).

“Dos mujeres, dos mundos, una amistad que lo supera todo”- !Qué mejor libro para una persona como yo que encuentra tanto amor en las amigas!.

Yo os lo recomiendo, aunque recomendar libros es muy delicado porque aquí los gustos son a miles.

con el corazón en la mano

Anuncios

16 comentarios sobre “Con el corazón en la mano

  1. UF! ¿Has leido “yo fui medico del diablo”? Siempre fuí muy precoz en mis lecturas y eso añadido a un control por parte de mi madre nulo sobre los libros que pillaba me creó un insano prejuicio contra los alemanes (que poco a poco estoy curando) y ademas mi padre es aleman… menudo batiburrillo en mi coco.
    Un besazo

      1. Te lo recomiendo sin duda, pero no recuerdo el escritor, es la historia de un medico alemán internado en Dachau creo… Es muy viejo y ya no lo tengo, lástima! Muaks

  2. Gracias por la recomendación, aunque últimamente, mi estado metafísico, me impide leer cualquier cosa que me haga derramar “lagrimillas”. Actualmente solo leo el periódico, bueno, sólo la sección de “objetos perdidos”, a ver si un día de estos me encuentro por allí.
    Mil besillos.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s