Publicado en EL TIEMPO

Sentir-consentir

nubes

Sabía lo que necesitaba. Llegó con fuerza a mi vida. Me senté delante suya, me miró y disparó sin piedad.

Las palabras afloraban de su boca mientras se inscribían a fuego en mi alma.

“En tu problema no puedo ayudarte pero en la herida que te ha hecho y que sangra tanto si”. Para eso estoy.

Describió mi corazón, nombró mis arterias y vacío mis venas. Renovó toda mi sangre, se llevó la anemia y curó mis manos atópicas.

Sonreía y se enfadaba a una velocidad pestañeante mientras yo la miraba atónita intentando grabar su fuerza y hacerla mía.

“No es lo mismo sentir que consentir”.

“Sentir” es acción-reacción. “Consentir” es darle fuerza a los pensamientos malignos que has sentidos.

Sentir es normal, lógico, humano… Consentir es el punto donde debemos cuidar la justicia, la venganza el amor.

Dos horas de sesión continua. Aún me dura el efecto alucinógeno.

Quizás, en otro momento sin prisas, relate el contenido de esta maravillosa conversación. No tiene desperdicio.

Anuncios

32 comentarios sobre “Sentir-consentir

  1. Yo necesito una sesión de esas.
    Yo siento, siento mucho, pero, a pesar de mis esfuerzos, consiento demasiado.
    ¡Yo soy así! ¡Qué le voy a hacer!
    Llegará ese momento en que ya no me interese sentir ni consentir; llegará ese momento en que, navegando por las tumbas, sonreiré, y me diré: ¡Qué tonto fuieste, Jesús!
    Mil besillos.

      1. ¡Que no, no quiero adaptarme, hombre, ya está bien! Grrrr!
        Gracias por tu ofrecimiento. Necesito tu hombro, para apoyar mi cabeza, que está completamente “destartalada”
        ¿Me dejas?

  2. Estaría bien culminar lo anunciado …
    Sentir es bueno en líneas generales y conveniente preciso; consentir, puede ser mucho mejor (sentir juntos). Consentir (permitir) es cuestión distinta.
    Pero me dejas la miel en los labios y en el misterio sumido. No está mal el procedimiento; y el aire del escrito queda fenomenal.
    Aguardaré…
    Mi buen abrazo, LA. Buen día.

      1. Chiquilla, pues el contenido de esa conversación maravillosa, dejada para adelante…
        ¿no se interesó nadie por ella? Sería increíble.
        Besillos de aire para despejar marañas impertinentes. 🙂

      2. Había un maestrejo que dejaba muy rala y estrecha sombra… Ya no da más de sí la historia, LA. ¿Ves?
        No es triste, que ya me sonrío… Buen día.

  3. Creo que el civismo y la bondad, a veces se confunden con la cobardía, y dan como resultado lo que tu dices, personas demasiado consentidoras. Estas reflexiones no vienen nada mal de vez en cuando, para replantearnos los términos de nuestra vida. ¿Somos demasiado consentidores? ¿O hemos encontrado ya el equilibro?

    Un abrazo amiga mía.

  4. Tenemos que liberar espacio en nuestro interior y abrir las puertas a todo lo nuevo que nos llegue… y aunque sea doloroso, como al final de una limpieza, la serenidad aflora. Gracias por recordarnos la renovación necesaria para el crecimiento personal.

    1. Me está constando muchísimo, aun vivo pegada demasiado a personas que han dejado mucha huella en mi vida y que sé que nunca volverán. Esta es mi lucha, una gran lucha. Me han encantado tus palabras. Mil besos hoy desde un Latido aun más fuerte y dulce.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s