Publicado en EL TIEMPO

Un día especial

Ayer fue un día especial.

A modo de impulso me vino la idea de revisar un viejo correo, el correo con el que se abrió Lati en aquel apreciado verano. Mil y pico mensajes  pero ninguno de interés. Hasta que borrando, borrando mi vista se detuvo  en uno en concreto. No era publicidad ni venta de nada.

Me paré en él y con gran emoción fue recorriendo mi vista por sus palabras.

Contesté al mensaje y le pedí por favor hoy publicarlo.

Latidos se ha llevado muchos premios pero este es el mayor regalo que se le ha podido hacer.

Gracias, Latidos hoy late por su autor.

carboncillo

Estimada amiga Latidos (Maribel), hace algún tiempo que sentía la
necesidad de escribirte
para comentarte y por que no decirlo, agradecerte tus textos, con los
que he reído en muchas ocasiones, como emocionado en otras.
Momentos de tu vida que por tu claridad y frescura en tu forma de
escribirlos, engancha.
Las mañanas con las Maritoñis y el café, las aventuras de tus compras,
acompañada de tus
amigas con las que ríes, por variedad de anécdotas, como color de
labios, tropiezos por culpa de los tacones, las cervecitas y esos
estupendos momentos, que tan feliz te hacen y
que tanta alegría nos produce a todos los que te seguimos.
Olvidemos aquellas personas que te hicieron daño y que te hicieron sufrir.
Supiste superar tanto, que creciste en muchos sentidos y lo mejor de
todo dando una lección de fuerza de voluntad y coraje, al reconocer
abiertamente cuando has estado mal.
A nivel personal he de comentarte ,que yo, también he crecido por
culpa de esas inoportunas adversidades que nos surgen en el día a día
de nuestras vidas.
Esta mañana al leer tu post, en el que comentabas el ejemplo de un
comportamiento
tranquilo y sensato de tu maravilloso hijo, he sentido la necesitad de
valorarlo poniendo un
me gusta, por que así lo sentía, a la vez a ocasionado un comentario
por tu parte de mi última entrada de hace algún tiempo, en la que me
dices que no deje de escribir, según de quien venga una valoración o
un consejo, se aprecia más o menos, en este caso a más.
Por lo que he decidido volver a escribir, y lo haré sin miedo al
ridículo o al fracaso.
Espero que no te haya molestado, nada de lo escrito, mi única
intención es transmitirte
gratitud y decirte que muchísimo de lo que públicas a algunas personas
nos ayuda.

El mejor regalo que se le puede hacer a Latidos, no es ni más ni
menos, que enviarle
Mil abrazos.

Con afecto de este que te da su amistad con respeto y cariño.

Anuncios

20 comentarios sobre “Un día especial

  1. Preciosos sentimientos los que transmites, por eso tienes este tipo de comunicaciones, recibimos mucho más de lo que damos.
    Un achuchón de cariño

  2. Es hermoso que algunas personas, te transmitan con unas letras sentidas, lo que opinan
    de lo mucho que compartes, el autor se sentirá muy satisfecho por tu acogida, de sus palabras, haciéndote sentir alegre, disfrútalo y sobre todo, no cambies Latidos.
    Mil besillos.

  3. Es cierto! Muy muy acertado el mensaje es asi que nos hace sentir tus escritos (“.”) y genera un gran afecto tus “mil abrazo” y “mil besillos” (“.”)

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s