Publicado en EL TIEMPO

Facebook

2002 08 25 Selwo 10032

Desde hace ya varios años, no sé ni cuantos, tengo perfil en Facebook. Me distrae un poquito en el café de la mañana. A veces comparto imágenes, videos o artículos que me llegan y me parecen curiosos, felicito a los cumpleañeros y en ocasiones muy contadas sube alguna amiga mía fotos.

Recientemente he cambiado de móvil a uno que más que un móvil como tal es un pequeño ordenador. Ayer, trasteando e 0,1 por ciento de las funciones que tiene que son las que domino, entré en Facebook y legué a un lugar donde aparecerían personas que supongo de alguna forma está vinculadas a mi nombre.

Pude ver a grandes desconocidos, amigos de mis amigos y personas que ya ni recordaba su existencia. Curiosee en sus fotos, perfiles y pequeños datos, pura distracción.

Como contrapartida aparecieron personas a las que les tengo un especial amor y ya no están en mi vida. Monte arriba lloré desconsoladamente (como lloro siempre) no por su ausencia pues se que nuestro amor jamás volverá a ser como era ni a hacernos sentir lo que sentíamos en aquellos tiempos sino por el retorcimiento del ser humano capaz de alejar a dos personas por el capricho malformado de seres egoístas y desprovistos de humildad.

Lloré mucho por la ausencia y la imposibilidad de recobrar aquellos días en los que ser feliz solo dependía de nosotros.

 

Anuncios

18 comentarios sobre “Facebook

  1. Pues yo también tengo mi facebook, pero…para gamberrear a base de bien. Entiéndase por gamberrear: colgar chistes picantones y absurdos. Y meterme con el gobierno, y los políticos en general. 🙂
    Yo también tengo por ahi gente a la que quiero ( pero mucho menos que antes) y ya no me entristece que no estén. Muy al contrario, agradezco que no estén, aunque en todas esas risas que cuelgo y que procuro arrancar a mis contactos, esconda lágrimas.
    Todos tenemos un camino y unas enseñanzas que aprender y supongo que eso también forma parte del viaje.
    Muackissssssssss

  2. Ufff… qué tema… Estoy escribiendo una novela (desde hace años) y la razón por la cual no puedo avanzar en, precisamente, porque me obliga a mirar atrás una y otra vez; y mirar atrás no es algo que me produzca, precisamente, placer. Hace unos tres meses tuve que buscar ayuda profesional (sí, decidí comenzar a trabajar con una psicóloga) para poder seguir adelante. Las sesiones van bien; pero he podido avanzar muy poquito en la escritura.
    Cariños.

  3. Es lo que tiene mirar atrás, que te deja un saborcillo, algunas veces, algo amargo. Pero, si ya le diste salida con tus lágrimas, ahora a disfrutar con toda las personas que, seguro, hay en tu vida.
    Un abrazo grande, Maribel…

  4. Muy similar por este lado. A la larga creo que he mantenido Facebook para comunicarme con algunas personas con quienes me esulta más fácil por este medio. Me ha pasado lo que cuentas y me han pasado otras cosas… Una va aprendiendo 🙂
    Besos!

    1. Exacto. Yo también mantengo este medio de comunicación por la cantidad de relaciones que activa. La verdad es que no he tenido más que buenas noticias, La red es gratificante como traicionera. Me alegra verte por aquí. Mil besillos.

Cuéntamelo.....

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s